Suscribete a nuestro newsletter.
POPULARES
iOS
emprendimientosWorkana
Comentarios
Por el 08 de Noviembre, 2012 a las 12:31 hs

Aunque quizás parecería ideal tener un equipo de desarrollo o diseño estable, para muchas compañías no es una posibilidad. En cambio recurren a trabajadores freelance, que realizan pequeñas tareas como el diseño de un logo o la redacción de un artículo a cambio de un monto fijo de dinero.

El problema para algunos es que el mercado de trabajadores freelance puede ser bastante cerrado, es difícil conseguir a alguien confiable. O, para ser totalmente francos, es difícil conseguir a varios trabajadores confiables para poder elegir.

Con la idea de abrir ese mercado, desde hace ya nueve años, nació oDesk, un sitio que le permite a empresas ofrecer trabajos en modalidad freelance. Y a trabajadores ofertar sus servicios, de manera bastante similar a lo que se hace en una licitación pública.

La empresa publica el trabajo que necesita hecho, con un presupuesto del máximo que está dispuesta a pagar. Los trabajadores que se creen capacitados suben sus propuestas, con la cantidad de dinero que esperan recibir a cambio. La empresa estudia todas las propuestas, incluídos los perfiles o historiales de cada candidato, y contrata al que le parece más idóneo.

Al modelo le costó bastante llegar a nuestro país. Pero a comienzos de este año nació Workana, de la mano de los emprendedores Tomás O’Farrell, Guillermo Bracciaforte, Mariano Iglesias y Fernando Fornales.

Aunque Workana no es el único jugador a nivel local, especialmente después del lanzamiento del ahora gigante Freelancer.com hace pocos meses, parecería que algo están haciendo bien.

El emprendimiento que a comienzos de año surgió a la vida con una inversión inicial de 200 mil dólares acaba de recaudar otros 500 mil de parte del grupo de medios inglés DMGT, dueño entre otras cosas del diario The Daily Mail.

O’Farrell habló con el diario Clarín sobre la inversión, aunque más sobre el miedo — o falta de — que le genera la entrada de sitios extranjeros al mercado. Dejó en claro que, aunque su negocio podría parecer bastante separado de la localía, es esencial entender la cultura de pagos de cada país:

"[…] acá tenes el tema de los métodos de pago. La gente tiene que pagar y cobrar en todos los países de América Latina en su moneda local. El mercado de pagos en la región está muy fragmentado y eso es difícil para una empresa de fuera. […] Uno creería que [la tarjeta de crédito se impuso como método de pago en la región] pero hay tarjetas que no son internacionales. No todo es Visa. Y además hay diferentes monedas".

Fuente: iEco

TEMAS
LINK CORTO
NEWSLETTER
POPULARES MES SEMANA HOY