Suscribete a nuestro newsletter.
POPULARES
iOS
diseño
Comentarios
Por el 06 de Febrero, 2012 a las 13:36 hs

Diseñar una aplicación móvil requiere mucho más planeamiento de lo que piensas, y no siempre es fácil llegar a un buen resultado. En esta nota buscamos algunos consejos para hacer tu trabajo más simple y evitar que dejes de pensar en las cosas más importantes:

1. Plataforma

Cada plataforma móvil (iOS, Android, Symbian, Windows Phone, BlackBerry) tiene su propia interfaz, componentes, capacidades y requerimientos.

Si tu producto apunta a más de una plataforma (y eventualmente debería), debería funcionar y trabajar lo más consistentemente posible. Esto no significa dejar de lado las restricciones, diseño e interacción de cada plataforma.

Si estás comenzando tu plan de diseño, trabaja con una plataforma a la vez. Optimiza para tu base de usuarios y sus patrones de uso.

2. Dispositivo

Lo primero a decidir es si vas a apuntar a un smartphone o una tableta. Esta decisión depende de: tus objetivos como empresa, tus usuarios y sus patrones de uso.

La diferencia no es sólo cantidad de pixels o resolución. Toma en cuenta las diferentes utilidades, modos de pensar y patrones de uso.

3. Experiencia

Una única aplicación web puede ser usada en cualquier plataforma, mientras que una aplicación nativa debe ser diseñada con una sola en mente.

Una manera de resolver este problema es crear una aplicación nativa que corra una aplicación web. En este caso la aplicación nativa se llama wrapper y el resultado, app híbrida. Netflix es un gran ejemplo de esto.

Ten en cuenta que aunque el desarrollo de este tipo de aplicaciones es ciertamente más simple y consume menos recursos, pero la mayoría de los usuarios no quiere una envoltura sobre un navegador web.

A los usuarios les gusta tener una experiencia específica para su plataforma y su dispositivo. Los usuarios móviles suelen sentirse muy identificados con su dispositivo, una gran forma de ganarte su corazón es relacionarte con esa marca.

4. Conversión

Los usuarios evalúan una app en los primeros 30 segundos de uso, por lo que la primera impresión es crucial. Ten en cuenta absolutamente todo: ícono, pantalla de ingreso, y experiencia inicial.

Piensa en todo como un landing page diseñado para lograr la mayor cantidad de conversiones. A fin de cuentas, si no logras que alguien use tu app no importa que tan bien hecha esté.

Piensa en los siguientes pasos:

Descarga >> Primera Experiencia >> Registro >> Uso Diario

5. Engagement

Hazte estas preguntas: ¿Cuántas aplicaciones descargaste en tu vida? ¿Cuántas de ellas todavía están instaladas en tu dispositivo? ¿Cuántas de ellas usas todavía?

Lo más probable es que la respuesta a esta última pregunta sea igual o similar a las que tienes en tu pantalla inicial.

Mantener a los usuarios contentos y en contacto con tu aplicación es increíblemente difícil.

Ten en cuenta la experiencia como un todo: Si tu aplicación tiene notificaciones, ¿qué eventos las activan y cuáles no? Estas preguntas son importantes para asegurarte de que el usuario no sienta jamás que le generas más molestias de los beneficios que le das.

El balance entre una aplicación molesta y una que te mantiene interesado es crucial. Tómalo en cuenta cuando diseñes tu app. Cada mecanismo o funcionalidad que uses consideralo como parte de un todo, hazlo estratégicamente y con cuidado.

6. Viralidad

Twitter, Facebook, SMS e email son todas herramientas fantásticas que permiten a los usuarios compartir eventos, experiencias y contenido que consideran valioso con sus amigos y conocidos.

Si es apropiado que tu app o juego sea compartido, entonces usa la oportunidad de implementar estas herramientas dentro de tu producto. No dejes de considerar el uso de los recursos básicos de un smartphone: contactos, calendario, SMS, etc.

7. Usabilidad

Quizás una de las cuestiones más ignoradas cuando se diseña una app es la usabilidad.

Nuestro consejo: pon tu foco en facilidad, velocidad y simplicidad. Preguntate qué cosas son esenciales y cuáles pueden ser quitadas.

Aunque es posible ser demasiado simple, balancea las funcionalidades de tu producto con facilidad de uso. Siempre es mejor agregar algo a quitarlo.

Como ley la versión alpha de tu app será testeada por gente que sabe lo que está haciendo. A menos que tus usuarios sean esos, debes planear todo para que sea lo más intuitivo posible. Siempre piensa en hacer todo apto para tontos.

8. Conocimiento

Cada palabra dentro de tu aplicación, tu descripción y demás debe estar optimizada para tu audiencia.

Toda aplicación necesita una landing page con una visión general de tu producto, y un llamado de acción para lograr descargas. El landing page debe estar optimizado no sólo para web sino para navegadores móviles.

Comunica actualizaciones y rebajas dentro de la misma aplicación, y a través de redes sociales o blogs relacionados con tu industria.

En lo posible, alienta a tus usuarios para que hagan evaluaciones de tu producto. A los usuarios les inspira confianza ver que otros encontraron tu aplicación útil, divertida o interesante.

TEMAS
LINK CORTO
NEWSLETTER
POPULARES MES SEMANA HOY